Paz Vega confesó que su papel de villana en Cuna de lobos le implicó un gran reto, el más duro: dejar España para venir a vivir a México por 6 meses.

La actriz reveló que entró en depresión, y que varios días sufrió demasiado la separación de su esposo y sus hijos: “Lo más difícil para mí es haber estado fuera de casa y lejos de mi familia, de mis hijos, durante tanto tiempo, porque aunque ellos vinieron un par de ocasiones a México, la verdad es que ha sido muy dura la separación, es la vez que más tiempo he estado alejada de mi familia”.

Paz Vega quedó muy satisfecha con esta nueva versión de la exitosa telenovela de finales de la década de los 80, y aseguró que los espectadores quedarán sorprendidos con esta historia completamente diferente, y con ella encarnando a la villana Catalina Creel.