Cuando se volvió a grabar Una familia de diez, la Nena (Andrea Torre) llegó al foro y vio que allí estaba el productor Pedro Ortiz de Pinedo, checando cada detalle: luz, imagen, maquillaje, diálogos. Pero cuando le tocó grabar a ella se le olvidó todo, y recuerda que se sintió apenada, comprometida, y es que ese hombre no solo era el productor sino su esposo.

“No me equivoqué 20 veces, ¡me equivoqué como 40! No me salía el texto y en vez de relajarme pensaba que allí estaba mi marido, me estresé horrible porque sentía que no me podía equivocar, lloré horrible y llamé a mi mamá y ella me dijo ‘a ver, tú eres la Nena con o sin Pedro, lo conociste allí. Tú dedícate a ser actriz y a llegar estudiada’”.

Desde entonces, dice la actriz, cambió el chip y pudo ponerse en personaje y es que, como sea, es difícil ignorar que quien está al frente del barco no solo es el productor sino el amor de tu vida y padre de tus hijos, pero gracias al regaño de su madre y a la relación que tiene con su esposo, pudo sacar adelante sin mayor problemas las grabaciones.

Estreno

El próximo 13 de octubre, Una familia de diez estrenará su tercera temporada con la despedida de unos personajes y la llegada de otros, como Jacinta, que será ayudante doméstica sin goce de sueldo cuyo objetivo será molestar a don Arnoldo. Carlos, el papá de la Nena, que también aparecerá en esta nueva temporada.

“El personaje ahora es más sutil, más delicado y con todo el respeto para la comunidad gay, creo que le estoy haciendo un homenaje a todos nuestros compañeros, ayudantes gays que son simpatiquísimos, yo conocí a varios y en eso basé mi personaje”, comentó el actor.

Jorge Ortiz de Pinedo celebró la nueva temporada y a los espectadores que son quienes los han mantenido con buena audiencia; señaló que ya están en pláticas para una cuarta entrega.

Pedro aseguró que la incursión la temporada pasada de los dos nuevos niños a la familia dio buenos resultados, por lo que espera que la llegada de Jacinta y Carlos también sea del agrado del público.