La nueva entrega de Rápidos y furiosos 9, protagonizada por Vin Diesel, tendrá un toque mexicano ya que algunas escenas se rodaron en Guanajuato, ciudad que le ganó la partida a otras como Nueva Orleáns.

De acuerdo con integrantes de la producción, solo se ocupará una semana la ciudad del Bajío, con posibilidades de tener algo de trabajo en la Ciudad de México. Bajo el título Infinitum, el rodaje estaba contemplado para el mes pasado, pero el Festival Internacional Cervantino hizo que se pospusiera unos días. “Son solo algunas cosas, pero se quiere también el Zócalo, dependerá de cómo esté todo”, comentó la fuente.

Se espera que las filmaciones se realicen a partir del 18 de noviembre, sin descartar otro cambio de fechas. Rápidos y furiosos 9, que se estrenaría en mayo próximo, ha tenido locaciones en Londres, Tailandia y Los Ángeles bajo la dirección de Justin Lin, director de tres entregas anteriores de la saga.

En la historia, mantenida en secreto, regresará el personaje villanesco de Charlize Theron. La saga de los autos más exitosa del mundo este año estrenó Hobbs & Shaw, la cual fue un spin-off de la franquicia cinematográfica, teniendo como protagonistas a Dwayne Johnson y Jason Statham, y que no tuvo el éxito rotundo de las cintas originales.