Tras darse a conocer que Raúl Araiza y Lambda García estuvieron en la lista de quienes vendieron su influencia al Partido Verde Ecologista de México, y luego de que Sebastián Rulli criticara este hecho, fue Galilea Montijo quien desestimó la opinión del actor, solo por considerarlo extranjero. Fue ante diversos medios que Gali expresó: “Yo adoro a Sebastián, es un guapo, pero es muy diferente hablar en un país que no es el tuyo”.

Por su parte, Rulli reviró las declaraciones y, en una respuesta al video sobre la conductora que subió el comunicador Edén Dorantes, el argentino nacionalizado mexicano declaró: “La respuesta habla por sí sola. El que defiende lo indefendible es porque hubiera hecho lo mismo ante un ofrecimiento igual”.

En 2015, Montijo utilizó su Twitter para promover al Partido Verde, pues su esposo Fernando Reyna iba por una diputación por el mismo.