Santo Domingo, un barrio grande

En la charla “Recuerdos del barrio Santo Domingo” estuvieron presentes Socorro Trejo Sirvent, Gloria Pinto Mena, el maestro Jesús Aquino Juan y el cronista José Luis Castro Aguilar, para recordar algunos momentos que han vivido en esa parte de la ciudad.

Aquino Juan expuso que Santo Domingo fue el barrio de empresarios de Tuxtla Gutiérrez y el lugar de los cines, a donde iban a divertirse. Fue en este sitio donde conoció a Mario Moreno, “Cantinflas”, y a Jorge Negrete, entre otros famosos de la época que venían en las caravanas de artistas.

“Fue el centro de la cultura”, abundó el maestro, y comentó también que ahí estuvo la escuela Ángel Albino Corzo. Además, fue donde nació uno de los poetas más brillantes que ha dado Chiapas, Juan Bañuelos.

El maestro destacó: “Vivíamos en nuestro pasado la alegría que nosotros los adultos tenemos al recordar los tiempos de feria. Me siento orgulloso de nacer en Tuxtla Gutiérrez, donde tenemos una capital con barrios que nos dan mucho orgullo”.

Gloria Pinto Mena, la cronista de Santo Domingo, habló de los recuerdos que mantiene vivos en su mente. “Nosotros los cronistas queremos seguir dando, hay mucho que decirles a los tuxtlecos”, expresó. Una de las anécdotas que contó la creadora de la revista Tuchtlán fue que antes, cuando llovía, la calle de la calle 3ª Poniente se convertía en un río y era un lugar donde los niños se iban de pinta.

Rememoró que durante un homenaje que le hicieron al poeta Juan Bañuelos, a ella le tocó hacer una semblanza a uno de los máximos representantes de la literatura. Por último, lanzó la convocatoria para poder crear un nuevo libro que reúna las crónicas de la capital.

El tercer participante fue el maestro José Luis Castro Aguilar, quien compartió que tras la fundación de la actual capital del estado, el de Santo Domingo fue uno de los primeros barrios que surgieron, para conformar los barrios hermanos junto con San Jacinto, San Andrés y San Miguel, de los cuales solo existe el que hoy vive su fiesta.

Durante la charla, el cronista de la ciudad compartió con los asistentes que este bello rincón de la ciudad, que se ubica en el cuadrante norte-poniente, fue muy importante gracias a su actividad económica, política y social.

En el lugar se ha contado con espacios como el parque Juárez, el templo de Santo Domingo, el Banco Comercio del Estado y los hoteles Cano, Rex, Humberto, Serrano, entre otros. En el aspecto educativo destacan la Biblioteca Pública del Estado, la escuela primaria Ángel Albino Corzo y el jardín de niños Delfina Rincón. Además, por muchos años albergó la terminal de los camiones Ómnibus Cristóbal Colón y la radiodifusora XEON.

Tras la participación de cada uno de los ponentes, se hizo la entrega de reconocimientos a Gloria Pinto Mena y José Luis Castro Aguilar.