Taibo se va en contra de escritores
Por otro lado, Taibo mencionó que tiene toda la intención de ser parte de eventos literarios en Bolivia, Colombia y Perú. Cortesía

En un video difundido a través de las redes sociales del Fondo de Cultura Económica (FCE), el director de esta editorial del Estado mexicano, Paco Ignacio Taibo II, abundó sobre sus razones para no acudir a la Feria Internacional del Libro de Fráncfort: “En una entrevista que le di a un diario de la Ciudad de México comenté que este año no íbamos a ir a Fráncfort, que el Fondo tenía poco que ofrecer”.

En el video que el director general del FCE grabó en el Paseo de la Reforma reiteró desde el principio su declaración sobre por qué este año no irán a la más importante feria del libro del mundo, pero además maltrató a los escritores y editores que cuestionaron que el Fondo de Cultura no acuda a este gran encuentro.

El director de la editorial señaló que “aullaron” porque dijeron: “¿Por qué?, México sí tiene qué ofrecer en Fráncfort”.

Al detallar sus declaraciones a El Universal, en el video Paco Ignacio Taibo II contó que hicieron una serie de maniobras para adelantarse a Fráncfort, “sobre todo con los libros de historia que queríamos traer, de editoriales italianas, no tenía sentido ir a comprar derechos a Fráncfort, y por lo tanto qué íbamos a vender”.

Añadió que lo que en realidad vende el Fondo de Cultura Económica son libros de autores con contenidos infantiles y juveniles y esos sí fueron a venderlos a Bolonia. Además dijo ahí que a Fránctorf sí deben ir las editoriales mexicanas, que debe ir la Caniem (Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana), pero “el Fondo este año no tenía sentido, era un gasto como tantos que se han hecho en estos últimos años en el Fondo de Cultura absolutamente innecesario”.

En el video, Paco Ignacio Taibo II habló de una calumnia y de calumniadores, pero él desde el principio de su video reiteró lo que le dijo a un medio nacional de que el Fondo de Cultura no va a Fráncfort porque tiene poco que ofrecer.

Además recalcó su interés por acudir a ferias del libro latinoamericanas, como a la de La Paz, Bolivia; a la feria de Guatemala, a la de Bogotá, Colombia, y a la feria de Lima, en Perú, donde tienen filiales. Todas son ferias donde se venden libros, pero no se venden derechos.