UNAM: “La cultura, en situación crítica”
Los creadores más afectados por la pandemia tienen una edad entre los 25 y 55 años. Cortesía

La Coordinación de Difusión Cultural UNAM (CulturaUNAM) informó que con los resultados de una encuesta que realizó Consulta Mitovsky, se tienen elementos para determinar que el sector cultural se encuentra en “terapia intensiva” por la pandemia de covid-19. Por ello elaboró, de la mano de especialistas en derecho, economía y diversas disciplinas artísticas, una serie de propuestas para enfrentar la “catástrofe” que afecta principalmente a los artistas y espacios culturales independientes del país.

Entre las propuestas para mitigar el impacto económico del sector destaca postergar el proyecto Espacio cultural de Los Pinos y Bosque de Chapultepec, así como la construcción de su Pabellón de Arte Contemporáneo, y direccionar esos recursos para constituir un paquete de rescate de las instituciones culturales, museísticas y de la comunidad de creadores del país; así como integrar un paquete de apoyo económico para los museos y otras instituciones culturales nacionales, tanto públicas como privadas, dentro del Plan de Emergencia diseñado por el gobierno para enfrentar la crisis.

En conferencia de prensa virtual, el titular de CulturaUNAM, Jorge Volpi, informó que la Cátedra Internacional Inés Amor en Gestión Cultural de CulturaUNAM diseñó el “Estudio de opinión para conocer el impacto del covid-19 en las personas que trabajan en el sector cultural de México”, encuesta que aplicó probono Consulta Mitofsky.

Además dio a conocer que en colaboración con otras áreas de CulturaUNAM y con la participación de destacados especialistas, elaboró el documento “Para salir de terapia intensiva. Estrategias para el sector cultural hacia el futuro”, con medidas a corto, mediano y largo plazo para las artes escénicas, artes visuales y museos, libros y lectores, patrimonio cultural, cultura popular, cine, entre otros.

Graciela de la Torre, titular de la Cátedra Internacional Inés Amor en Gestión Cultural y coordinadora del proyecto, fue enfática al advertir que la insostenibilidad del sector cultural se acrecentó a partir del confinamiento y de los golpes de la pandemia, y que hay “instituciones públicas impedidas para autogenerar recursos” y que están “adelgazadas a fuerza de recortes brutales”.

Por ello, dijo, reconocer que la cultura está en una situación crítica sería el paso previo para poder tomar medidas de urgencia. “No basta destinar recursos para este sector, sino que es indispensable tener una radiografía de la situación a fin de evitar paliativos milagrosos frente a las violentas políticas de austeridad”, expresó De la Torre.

El estudio revela que la población más afectada por la pandemia tiene entre 25 y 55 años de edad, la gran mayoría se consideran artistas independientes y casi 40% dejó de percibir ingresos.

El sondeo se hizo del 11 al 22 de mayo y fue respondido por 4 mil 168 personas mayores de 18 años, de todos los estados. Del total de encuestados, 65% radica en la Ciudad de México y 35% en el resto del país.

De acuerdo con el estudio, 32.3% ha perdido de entre 11 mil y 30 mil pesos por la crisis sanitaria y 30% ha perdido menos de 10 mil pesos; 51.2% no contaba con ahorros y el 72.9% no tiene un plan para recuperarse financieramente.

Además establece que 78.8% de los que respondieron tienen entre 25 y 55 años de edad; 18.4% tiene ingresos menores a 10 mil pesos, 19% obtiene recursos de entre 10 mil y 15 mil pesos, y 14.2% tiene ingresos de entre 16 mil y 20 mil pesos; 53.2% son artistas independientes; 73.5% dedica tiempo completo a su práctica artística y 68.5% tiene más de 10 años en el sector.

Otro dato importante es que 75.4% respondió que no forma parte de un sindicato, colectivo o asociación laboral.

Jorge Volpi indicó que la preocupación más significativa del sector es la disminución de los ingresos y la falta de seguridad social. En este sentido, el estudio revela que el gran porcentaje de trabajadores de la cultura labora en la informalidad por lo tanto es indispensable realizar un censo para establecer la población que se dedica a la cultura.