Poder Judicial, garante del apego a la ley

En plena epidemia-pandemia del Covid-19, resulta admirable y ejemplar el desempeño profesional de quienes laboran en las Oficialías de Partes del Tribunal Superior de Justicia de Chiapas, al dar comienzo la tercera semana de atención y recepción en el mes de agosto, de nuevos expedientes, como parte de la primera etapa del regreso a la nueva normalidad, con el obligado compromiso de salvaguardar el derecho a la salud de los empleados de la institución y el acceso a la justicia de los que acuden a ella, para realizar sus trámites.

Juan Oscar Trinidad Palacios, presidente del Poder Judicial y del Consejo de la Judicatura, habla con el columnista de su satisfacción por los resultados obtenidos, al recepcionarse en la entidad, hasta el viernes 14 de agosto, mil 401 demandas de inicio en materia Mercantil, Familiar, Burocrática y Civil, en tanto que las de tipo Penal y de Casos Prioritarios que atañen a mujeres, niñas, niños y adolescentes, el personal de los juzgados correspondientes se han mantenido de guardia permanente, no obstante los inconvenientes de alto riesgo.

Precisa la importancia de la aplicación de un protocolo de seguridad para la protección de profesionales especializado, en acatamiento a la normatividad dispuesta por las autoridades sanitarias, el Consejo de la Judicatura dispuso este reinicio de actividades a partir del 3 de agosto, en que el personal de los juzgados se turnan, unos los lunes, miércoles y viernes y otros los martes y jueves; en la semana siguiente invierten los días de atención, en los que se utilizan cubrebocas, caretas de plástico, gel antibacterial, además de observar la sana distancia, misma que se hace extensiva a todos los usuarios de los servicios.

El abogado tonalteco y magistrado presidente del TSJ, comenta que todas las acciones emprendidas de manera constante y en especial en este último mes, se sustentan con certeza jurídica, apego absoluto a la Ley y a los derechos fundamentales de los chiapanecos, encaminadas a fortalecer su confianza, como es posible constatar en la atención de demandas de divorcio incausado, ejecutivo mercantil, controversias por alimentos, violencia familiar y ordinario laboral, en los 20 Distritos Judiciales.

Un Poder Judicial, que para la impartición y administración de justicia en Chiapas, se apoya en dos mil 456 colaboradores de disciplinas jurídicas diversas, así como personal administrativo, ubicados en 83 sedes de representación en 46 municipios estratégicos, de los cuales seis son los más importantes por el número de población que representan y por sus zonas de influencia.

-¿Juan Oscar, qué tanto ha afectado la actual crisis de salud el funcionamiento del Poder Judicial chiapaneco?

- “Mario, para mi es importante que la sociedad sepa que durante este período de crisis severa de salud que hemos enfrentado los chiapanecos y de la que aún no se ha salido, nos apegamos al ordenamiento de las pautas que dictan las autoridades de salud federal y estatal. En el Tribunal Superior de Justicia se ha mantenido muy en alto nuestro espíritu de trabajo responsable y profesional, con las debidas precauciones, especialmente de los mandos y colaboradores estratégicos.

“Personalmente he acudido todos los días a mi oficina de la Presidencia, para mantener inalterable, en coordinación con el Consejo de la Judicatura, y también como parte de la suma de esfuerzos y voluntades institucionales con los Poderes Ejecutivo y Legislativo de nuestro estado de Chiapas, la impartición y administración de justicia, y servir con gran responsabilidad a más de cinco millones de chiapanecos.

“Las guardias permanentes hicieron posible que todos los trámites de orden Penal ante los órganos jurisdiccionales se atendieran, al igual que los Prioritarios, de tal manera que de marzo a julio se registraron y atendieron 766 causas radicadas, y 843 casos de delitos asociados judicializados, en Juzgados de Control y Tribunales de Enjuiciamiento, a las que se agregan 442 en materia Familiar”.

-Presidente, los tiempos siguen en contra de las instituciones y por lo mismo, el retorno a la nueva realidad ha empezado a ser gradual. ¿Cuándo estimas que se normalizarán las funciones las diversas instancias del Tribunal Superior de Justicia?

-“Quisiera reiterar, que esta semiparálisis que ha afectado a nuestra institución, se debe al estricto seguimiento de las disposiciones del acuerdo derivado de la emergencia nacional establecida por el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que en Chiapas el gobernador Rutilio Escandón Cadenas ha acatado de manera estricta para salvaguardar la salud y vida de nuestra población.

“Hemos sido muy cuidadosos en su cumplimiento y ello nos ha llevado por recomendaciones del Sector Salud de la Federación, a prolongar en varias ocasiones este período de inactividad obligatoria, que para nosotros no ha sido total, porque que en lo esencial, y lo subrayo con mucha satisfacción, hemos dado respuesta pronta y expedita a la responsabilidad que nos concierne.

“Tenemos como nueva fecha el próximo 1 de septiembre, con la confianza de que para entonces estaremos en mejor situación, ante el riesgo que representa el Coronavirus. Nosotros no hemos bajado la guardia, como ahora lo demostramos con la reanudación en la atención y recepción en nuestras Oficialías de Partes, de las demandas de inicio en las materia que habíamos dejado de atender por esta crisis sanitaria”.

-Y a propósito del tema de la impartición de justicia, abogado Trinidad Palacios, en los días recientes han surgido voces críticas, en el sentido de tu posición de no opinar acerca del caso de Gerardo Vicente Grajales Yuca, médico del Instituto del Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH), detenido por la Fiscalía General del Estado, luego de solicitar el pasado 23 de julio al juez correspondiente la orden de aprehensión, acusado del presunto delito de abuso de autoridad, la cual fue concedida y ejecutada el día 24, poniéndolo a disposición del Juzgado de Control El Canelo, de Chiapa de Corzo, y que hasta ahora ha suscitado también una gran polémica a nivel nacional, exigiendo su liberación, al ser considerado inocente, a la distancia.

-¿Cuál ha sido la razón de tu silencio?

“Qué bueno que me haces esa pregunta Mario, porque me das oportunidad de explicar a nuestra sociedad, a los comunicadores y en especial a los integrantes del respetado gremio de los médicos, que me han cuestionado en ese sentido.

“Quiero decirte, que la norma constitucional me obliga a no externar ninguna opinión en ningún caso y sin distingo. Asimismo, a velar por el cumplimiento de las garantías de autonomía, independencia, imparcialidad y libertad del trabajo de los jueces y magistrados, en su responsabilidad de juzgar.

“Soy, absolutamente respetuoso de las determinaciones a las que llegan los juzgadores, mismas que en la vía jurisdiccional pueden ser revisadas, en caso de que se cuestione una mala actuación, por lo que en materia administrativa se cuenta con la Visitaduría, que es un órgano del Consejo de la Judicatura”.

Precisa: “La Visitaduría Judicial, tiene como función principal dar seguimiento al funcionamiento de los órganos del Poder Judicial del Estado, con excepción del Tribunal Constitucional. Tiene a su cargo la planeación, control y ejecución de las visitas físicas de inspección ordinarias, extraordinarias y especiales, así como solicitar y calificar los informes circunstanciados que las diversas instancias rindan.

“A través de ella, atendemos al público, tratándose de quejas que se presentan en contra de los servidores públicos de la administración de justicia, dándoles el trámite correspondiente”.

El caso del doctor Grajales Yuca, asegura, está siendo tratado con toda imparcialidad, en estricto apego a Derecho, como cualquier otra denuncia interpuesta ante la autoridad. Por eso el Poder Judicial en Chiapas, se ha consolidado como una institución respetuosa de la Constitución, al garantizar la impartición de justicia de manera pronta, completa, gratuita y sin distingos, por jueces y magistrados independientes, responsables, sometidos a su imperio.

El presidente del Poder Judicial de Chiapas, subraya que no realiza actividades jurisdiccionales, sino que vela por el respeto de la autonomía de los juzgadores y su seguridad, además de representarlos en su integración como parte del Tribunal Superior de Justicia del Estado y encabezar el Consejo de la Judicatura, responsable de la administración, disciplina, vigilancia y formación.

Juan Oscar Trinidad Palacios manifiesta su certeza, de que tanto en el caso del doctor Gerardo Vicente Grajales Yuca, como en otros que son atendidos por el Poder Judicial en Chiapas, existe absoluto apego a Derecho, bajo los principios rectores de la legalidad, transparencia, objetividad eficiencia, honradez y respeto a los derechos humanos, que hoy permiten la confianza y credibilidad de la sociedad hacia la institución.

Un recuento del columnista, de lo sucedido con quien fungía hasta el momento de la aprehensión y encarcelamiento, como coordinador del Area de Covid-19, en la Clínica del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (ISSTECH), establece que fue acusado como presunto responsable de abuso de autoridad, por Karen Ramírez, luego del fallecimiento a causa del Coronavirus en la clínica de la institución, de su padre el ex diputado y dirigente de Partido Mover a Chiapas, Miguel Arturo Ramírez López.

Denuncia ante el Ministerio Público de la Fiscalía General estatal, en Tuxtla Gutiérrez, de que Grajales Yuca supuestamente le solicitó medicamentos de costo económico elevado, para aplicar a su progenitor, sin resultados finalmente favorables para salvar su vida, a la que se agregó otra, en el sentido de que en el nosocomio existía

una área de atención exclusiva para políticos y funcionarios recomendados.

Integración el 23 de julio, de la Carpeta de Investigación 0130-101-1301-2020, que sirvió de sustento para solicitar al juez Carlos Inocencio Hernández la orden de aprehensión que permitió detener el día 24, al médico e imponerle en la audiencia inicial la medida cautelar de prisión colectiva justificada, ampliándose a petición del imputado y su defensa el termino constitucional a 144 horas, para resolver su situación jurídica, determinándose continuar el procedimiento legal el 30 de julio, dentro de la causa penal 316/2020, del Juzgado de Control Región Uno, dentro del rubro de Delitos No Graves. Ese día se le ratificaría la medida cautelar de prisión preventiva justificada.

Sería el 3 de agosto, en que el urgenciólogo Grajales Yuca, tendría problemas de salud, por lo que el juez de la causa, en apego al respeto a sus derechos humanos y a petición del acusado y del abogado defensor, decretó la sustitución de la medida cautelar por de su resguardo domiciliario, como lo autoriza la normatividad jurídica vigente, desde donde aguardará dentro del plazo de cuatro meses solicitado por la Fiscalía General, la definición de su situación.

Un asunto, magnificado mediáticamente dentro y fuera de Chiapas, en el que el Poder Judicial de la entidad, ha demostrado ser garante del apego a la Ley, como lo asegura su presidente Juan Oscar Trinidad Palacios.

Premio Nacional de Periodismo 1983 y 2013. Club de Periodistas de México.

Premio al Mérito Periodístico 2015 y 2017 del Senado de la República y Comunicadores por la Unidad A.C.