El miércoles en la Cámara de Diputados, la bancada del PRI, respaldada por su líder nacional, Alejandro Moreno “Alito”, le dio 24 votos a la 4T para que el gobierno Federal pudiera acudir al extranjero a comprar medicinas y vacunas, pese a la posibilidad que esto podría representar un duro golpe para la industria farmacéutica de México.

La votación final fue de 290 a favor con Morena, PT, PES, Verde y el PRI.

Estos votos contrastaron con lo hecho en el Senado por sus colegas comandados por Miguel Ángel Osorio Chong, en donde los tricolores como Sylvana Beltrones o Claudia Ruiz Massieu votaron en contra de esta reforma.

Algunos legisladores aseguran que la “ayudadita” del PRI a la 4T es para que los morenistas paren ya el robo hormiga de diputados de otras fracciones con el fin de engordar la bancada del PT para convertirla en la tercera fuerza en San Lázaro, y dejen a los priistas presidir la Cámara de Diputados en el tercer año de la 64 Legislatura, que inicia a partir del próximo 1 de septiembre con el Segundo Informe de Gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Así que pronto se sabrá si el precio del apoyo del PRI a Morena para darle manga ancha al gobierno para comprar medicamentos en el extranjero fue la presidencia de la Cámara y un PRIMor de acuerdo.