Primer acto: Morena y el Presidente simulan un ejercicio democrático y piden contra el sentido común se lleve a cabo la revocación de su propio gobierno.

Segundo acto: Queda al descubierto que Morena no quiere una revocación, si no una “ratificación”.

Tercer acto: La coalición “Va por México”, interpone ante la Corte una acción de inconstitucionalidad para evidenciar y frenar el burdo engaño.

Cuarto Acto: Morena cita al Consejero Presidente del INE a comparecer a la Cámara de Diputados, intenta exhibirlo y amenazarlo. Córdova en una comparecencia de más de 5 horas, gana el debate y demuestra que la consulta de revocación no soporta recorte alguno.

Quinto acto: Morena después de 5 días de sesiones en la Cámara, impone su mayoría sin escuchar un solo argumento de la oposición y recorta recursos al INE, lo que descarrila el ejercicio.

Sexto acto: El INE ejercita una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia en contra del recorte.

Séptimo acto: La Suprema Corte no resuelve porque aún no hay materia. El calendario de la revocación sigue su curso.

Octavo acto: El tiempo se agota y el INE en una sesión de su Consejo General, decide por mayoría de votos, atenerse a lo que resuelva la Corte.

Noveno acto: Morena demanda a la Corte que no se frene el ejercicio y amenaza denunciar penalmente a los Consejeros que votaron aplazar el procedimiento de revocación.

Décimo Acto: El PAN y el PRI, interponen ante la Corte una acción de inconstitucionalidad en contra del recorte del INE y argumentan que es una regresión que violenta los derechos políticos de las y los ciudadanos.

Undécimo Acto: AMLO plantea que sea “el pueblo” quien haga la consulta, si no la hace el INE.

¿Cuánto cuesta la obra...? Más de 3 mil millones de pesos, ante una inflación de 8% en México y una economía desacelerándose rápidamente.

Telón de fondo de la obra: 103 mil homicidios, casi 30 mil desaparecidos, un sistema con 3.8 millones de nuevos pobres y 27% de aumento de la pobreza extrema, sin abasto de medicamentos, con más de 600 mil muertes por la pandemia, y un Presidente en campaña, pero sin gobernar. Mostrándole al mundo un México sin el tacto humanitario para atender el gravísimo problema de migración, que hoy está fuera de control.

La suma de todo esto ha terminado por arrebatar la confianza de las inversiones privadas, llevándose su capital fuera de México, y con ello miles de oportunidades de trabajo.

¿Seguiremos sentados en nuestras butacas solo mirando cómo se destruye al país, mientras cada vez más la vida nacional se está militarizando en actividades que no se justifica la participación de las fuerzas armadas? ¿Seguiremos viendo impasibles, sin hacer nada, el permanente ataque a la vida institucional del país? Te propongo escribamos una nueva obra: “El diálogo político” donde el autor sea el pueblo de México.

Tú y yo y todos los demás y sobre todo con el actual Gobierno puesto que tiene mucho que escuchar y parece que está dispuesto. Al menos así lo dijo el Presidente: que se dialogue sin cerrazón.

Tomémosle la palabra, no se pierde nada que no hayamos perdido con el anterior guión de una obra que ya debe terminar.