El peligroso enemigo Migue

Riqueza escandalosa e impunidad

Por alguna extraña razón le apodan el amigo Migue. Ha saboreado las mieles del poder como pocos. Diputado, director de la Comisión del Café, secretario de Sedepas y alcalde repetidas veces. Siempre salpicado de barruntos de corrupción.

Miguel Ángel Córdova Ochoa creció política y económicamente en esa tierra esplendorosa de cacicazgos llamada La Concordia, región que ahora es feudo de su familia. Antes, ahí, imperó la ley del oeste porque los conflictos amorosos se resolvían a punta de pistola. El honor se lavaba a sangre y fuego.

Fue secretario de desarrollo y participación social. Sedepas significó, en ese tiempo, una súper secretaría con presupuesto gigantesco mezcla de gobiernos local y federal. Por ella desfilaron titulares de distinta calaña hasta convertirla en una cueva de Alí Babá.

Lo primero que hizo Córdova fue inflar la nómina de aviadores con familiares y compadres. Ana María Castillejos Castellanos es su nuera y la ubicó con un mega sueldo quincenal sin trabajar. Lo mismo hizo con María José Castillejos Castellanos, hermana de la primera.

A Juan Jiménez Sánchez lo ungió jefe del área de recursos humanos. A éste le decían Juan querendón porque, cuentan empleados, abusando de su jerarquía y obnubilado por los encantos de las doncellas que trabajaban como secretarias, les hacía propuestas atrevidas sin importarle si eran o no casadas.

Otro salto

Córdova saltó de Sedepas al partido Chiapas Unido. Allí, el truculento sujeto se perdió en esos oscuros callejones de la locura que produce la ambición. Se auto llamó “líder moral”.

Las cuentas financieras del partido las llevó su primogénito Emmanuel de Jesús Córdova García y a quien llamaban líder. Córdova recorría el estado en una abierta promoción política rumbo al 2018. A la sazón, ese partido recibía de prerrogativa 300 mil pesos mensuales.

Mandó hacer miles de gallardetes con su rostro alegre y cabello engomado para que ningún rincón de la entidad se quedara sin saber quién es el amigo Migue.

Si Manuel fue, ¿por qué yo no? balbuceaba en una convincente exhibición de demencia. Sufría onanismos mentales. A sus amigos prometía: “las cosas van a cambiar en Chiapas en cuanto yo sea gobernador”.

Alcalde

¿Cómo un mediocre profesor de telesecundaria alcanzó tanto poder, fortuna e inmunidad? En realidad, es un caso sorprendente para estudio de las ciencias forenses. Podría ser remedo del clásico personaje Juan Vargas, de la película satírica La ley de herodes.

Miguel Ángel nació en San Cristóbal, en 1964, pero se estableció en La Concordia en 1990. Doce años después (2002) participó en las elecciones a la alcaldía y ganó. A partir de ahí su reinado es impenetrable.

Ha ido de partido en partido y de curul en curul. Un grupo de paramilitares le cuida las espaldas a él y a sus hijos y los usa en cada proceso electoral para la coacción del voto. Del terror ha hecho un negocio político.

La alcaldía es asunto de familia. Sus hijos Emmanuel y Miguel Ángel le han sucedido en la presidencia municipal. “El Micky” es el más violento, según fuentes allegadas. Las balaceras que lidera El Micky son constantes. En el pueblo se pasean en lujosas y carísimas camionetas siempre escuchando música de banda a todo volumen.

Detrás de esa catadura esmirriada se esconde, sin duda, un individuo peligroso que suplantó a viejos cacicazgos de los setenta y ochenta para imponer el suyo. En día, allá en La Concordia, nadie osa enfrentarlo. Miguel Ángel Córdova Ochoa es el amo indiscutible.

Otra vez es alcalde. En su momento, pobladores me hicieron llegar videos que testimonian el pánico infligido entre la gente por hombres al servicio del temible “amigo Migue”.

Les di difusión con el ánimo de que la autoridad competente los integrara a alguna investigación de oficio. Las armas de alto poder que usan son inocultables. Nada impidió que lograra su propósito.

Las riquezas

La riqueza de la familia es escandalosa y motivo de sospechas en toda la frailesca. Las preguntas son las mismas: ¿De dónde mulas, Migue? ¿Cómo un simple maestro de telesecundaria se convirtió en multimillonario?

Según datos, hace 3 años compró en Estados Unidos 6 caballos de carrera en un monto de 357 mil dólares. Su esposa (omito el nombre) es criadora de ganado suizo.

Acaban de adquirir 300 hectáreas de riego en el ejido La Tigrilla en donde, en 2018, “El Micky” dirigió una operación a balazos hacia gente que se organizaba para exigir que la policía investigara al padre.

Me ha dicho un testigo: “Los hombres de “El Micky llevaban cuernos de chivo y pistolas de grueso calibre. Eran como 15. Iban en varias trocas de lujo. Corrimos a la montaña para salvar la vida”.

Si ese es “el amigo Migue”, no quiero pensar cómo sería de enemigo.