Elementos de la Guardia Civil Estatal (GCE) de San Luis Potosí, lograron desarticular una célula del crimen organizado que dejó un saldo de 13 muertos y dos detenidos.

Derivado de acciones de inteligencia se logró detectar a un grupo armado en un camino perteneciente a la localidad de Vaqueros en el municipio de Rayón, informó la SSyPC del Estado.

Ahí se inició un fuego cruzado y los agentes de la GCE repelieron la agresión por parte de sujetos que se resguardaban en el interior de un domicilio.

Como resultado se abatió a 13 presuntos delincuentes y se detuvo a dos que participaron en la agresión.

Agresión, vinculado al ataque a Comisión de Búsqueda

Este enfrentamiento está vinculado al ataque armado contra la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y el colectivo Voz y Dignidad por los Nuestros A. C., ocurrido el 29 de julio en el municipio de Rioverde.

Tras el hecho de Rioverde fueron capturadas cuatro personas y decomisado una gran cantidad de armamento, lo que en palabras del fiscal general del Estado, José Luis Ruiz Contreras, “debilitó el estado de fuerza de la célula criminal desarticulada en la Zona Media”.

Ruiz Contreras también confirmó el hallazgo del cadáver perteneciente al agente administrativo de la Guardia Civil Estatal que fue víctima de desaparición forzada.

Elementos de la SSyPC sobrevolaron el municipio de San Ciro de Acosta, cuando visualizaron a dos mujeres que intentaron huir.

Les dieron alcance y al interrogarlos narraron que acababan de enterrar dos cuerpos y llevaron a los policías al sitio de la inhumación clandestina. Ahí localizaron dos cuerpos semienterrados.