Las comisiones de Salud y Estudios Legislativos Segunda del Senado avalaron el dictamen para la creación del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi).

Con el voto en contra del PAN, y abstenciones de senadores del PRI y PRD, quedó avalado que ahora los homeópatas y licenciados en enfermería puedan recetar medicamentos nacionales e insumos de salud; un nuevo empaquetado para los medicamentos del servicio público y privado; así como tomar 40 mil millones de pesos del Fideicomiso del Sistema de Protección Social de Salud para ser transferibles al Insabi.

Durante la sesión de las comisiones se dio un choque entre los legisladores de Morena y PAN debido a que la senadora panista Martha Márquez solicitó salir a atender a padres de niños que padecen cáncer, del hospital Federico Gómez, dado que se manifiestan en avenida Insurgentes, pues consideran que no está claro en el dictamen que se seguirá cubriendo este padecimiento con el Fondo de Gastos Catastróficos.

“Hay granaderos afuera intimidando a los padres de familia, yo les pido que los atendamos antes de continuar la discusión, nosotros no podemos estar sentados aquí cómodamente; vayamos con ellos, vayamos a la calle”, dijo Márquez.

Esto molestó a la senadores morenistas Malú Micher y Margarita Valdez, quien expresó: “primero cuento hasta diez”, y posteriormente rechazó salir atender a los padres para continuar con la discusión.

“Yo creo que no tenemos por qué salir a la calle a escucharlos, ellos pueden venir ahorita y podemos atenderlos, tampoco podemos estar en el vaivén de las manifestaciones, ni sometidos a la presión”, externó.

La senadora Noemí Reynoso, del PAN, propuso que se realice un parlamento abierto para escuchar todas las opiniones y voces, propuesta que fue rechazada por legisladores de Morena y sus aliados.