El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió que China no se convertirá en “la primera potencia mundial” durante su mandato. En su primera conferencia de prensa dese que asumió el cargo, Biden habló de tres temas de política exterior: China, Norcorea y Afganistán.

Sobre China señaló que el objetivo de ese país es convertirse en “el líder, el más rico y más poderoso del mundo”, pero que no permitirá que eso ocurra durante su mandato.

Señaló que está consciente de que la competencia con China es y será dura, y que está dispuesto a ello, pero que China debe apegarse a las “reglas internacionales”.

Aseguró que si bien el presidente chino, Xi Jinping, “no tiene un sólo hueso democrático”, es una persona inteligente y sabe que mientras en su país se violen los derechos humanos, Estados Unidos seguirá alzando la voz.

De Corea del Norte reconoció que es la principal crisis que enfrenta Estados Unidos en materia de política exterior. Cuestionado sobre el reciente lanzamiento de misiles, dijo que “habrá respuesta si siguen con su escalada”.

En cuanto al tema de Afganistán se le preguntó si puede comprometerse a que retirará las tropas para mayo, como está previsto. “Será difícil retirarlas para esa fecha”, admitió.

“Las condiciones -explicó- no son tan sencillas. No es mi intención quedarme allí mucho tiempo, pero la pregunta es: ¿Cómo hacerlo en las circunstancias actuales?”. Ante la insistencia de reporteros, expresó: “Nos vamos a ir. La pregunta es cuándo”.