El gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, dijo que compete a las fiscalías Federal y Estatal investigar las versiones sobre supuestos menores de edad armados que participaron en los actos de violencia en Culiacán, tras la recaptura de Ovidio Guzmán, y sobre el caso de un niño de 14 años que resulto herido, para descartar esto esté relacionado con los hechos de la sindicatura de Jesús María.

Durante la conferencia celebrada con el secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, y la fiscal general del Estado, Sara Bruna Quiñonez Estrada sobre el nuevo “Jueves negro”, se destacó que en el caso del menor herido, esto sucedió en una comunidad distinta.

A través de redes sociales se difundió un video en el que niños armados, a bordo de una camioneta, supuestamente participaron en las acciones para evitar la captura de el hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Rocha Moya destacó que ante los hechos de vandalismo y quema de vehículos, instruyó a las autoridades de seguridad y de la Fiscalía formar un grupo especial para combatirlo, lo que permitió la detención de 25 personas por saqueos.

Adelantó que se reabrió la circulación de la carretera Benito Juárez, a la salida norte de la capital del estado, a la altura de la comunidad de la Platanera, al retirar las unidades que fueron despojadas e incendiadas para bloquear esta vía.