Emma Coronel Aispuro, esposa del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, se declarará culpable esta semana, de ayudar a dirigir el imperio de las drogas, menciona The New York Times.

Según el medio, se espera que Aispuro, de 31 años, comparezca el jueves por la mañana en el Tribunal Federal de Distrito en Washington para declararse culpable.

Su acuerdo de culpabilidad con los fiscales en Washington no le exige cooperar con las autoridades estadounidenses, dijo una persona familiarizada con el caso, reporta el medio.

Coronel fue detenida en febrero en el aeropuerto Dulles International, a las afueras de Washington DC.

La esposa de “El Chapo”, que es ciudadana estadounidense y mexicana, está acusada de participar en una asociación ilícita para traficar cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana. Estados Unidos la acusa, además, de haberse unido a otros para ayudar a Guzmán a escapar de la cárcel del Altiplano, en Almoloya de Juárez, México, en julio de 2015.

Coronel y Guzmán se casaron en 2007 cuando ella tenía 18 años y él 50, y era uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo. Coronel acudió cada día al largo juicio de Guzmán en Brooklyn, Nueva York, a fines de 2018 e inicios de 2019, durante el cual fue el foco de las cámaras cada vez que entraba y salía del edificio. El Chapo fue sentenciado a cadena perpetua.

Tras el arresto de Coronel, una jueza ordenó en una audiencia que permanezca detenida temporalmente mientras otro miembro de su equipo de defensa, el abogado Jeffrey Lichtman, explora una posible solicitud de fianza. Lichtman dijo en la audiencia que accedía a la detención temporal.

Según investigadores estadounidenses, Coronel pasó de 2012 a 2014 mensajes de parte de Guzmán a otros miembros del cártel para proseguir con las actividades de narcotráfico mientras él evadía a las autoridades mexicanas. Tras el arresto de El Chapo en febrero de 2014, Coronel siguió pasando los mensajes que su marido le daba cuando ella lo visitaba en prisión en México, aseguran los investigadores.