Gobierno de AMLO abierto a recibir inversiones

En el marco de la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se comprometió a recibir a las empresas canadienses que tienen inquietudes ante la política energética de México. Esto, dentro de los lineamientos del T-MEC.

Teniendo como sede el Palacio Nacional, ambos mandatarios sostuvieron una charla privada como parte de la Décima Cumbre de Líderes de América del Norte; posteriormente, pasaron a la reunión bilateral de ambas delegaciones.

El mexicano planteó: “Hemos hablado de empresas que están operando en el sector eléctrico. Estamos buscando también resolver problemas, diferencias que lógicamente se presentan cuando se trata de estas relaciones económicas comerciales y, además, en épocas de auge, porque está creciendo mucho, como nunca la inversión canadiense en México”.

Informó: “(…) hice el compromiso con el primer ministro Trudeau de recibir a las empresas que puedan tener asuntos pendientes, alguna inconformidad con la actitud de nuestro gobierno. Siempre estamos abiertos al diálogo”.

López Obrador planteó que durante la conversación con el primer ministro canadiense también trataron temas económicos relacionados con inversiones de empresas de Canadá en nuestro país, entre ellas mineras o la importante compañía de energía TransCanada.

Esta última, detalló AMLO, “está invirtiendo para hacer un gasoducto en el golfo de México, es una inversión cuantiosa y es muy importante porque va a significar abastecer de gas al sureste de México”.

Pero no solo conversaron de cuestiones económicas y comerciales, “también hablamos de la importancia del programa migratorio que lleva a cabo Canadá, de las visas temporales para trabajadores mexicanos; del reconocimiento a las comunidades indígenas, a los pueblos originarios; hoy se va a suscribir un convenio de esas características y hemos estrechado más nuestras relaciones. Somos vecinos, amigos y estamos trabajando juntos. Y siempre serán ustedes bienvenidas y bienvenidos a México, y el primer ministro lo mismo, es nuestro amigo”.

Por su parte, Trudeau destacó la “amplia gama de temas” tratados durante la cumbre, y dijo confiar en que durante la reunión bilateral México-Canadá se siga profundizando en estos.

Apuntó que en años recientes se ha dado una “verdadera profundización y ampliación” de las conexiones y lazos económicos y empresariales entre las dos naciones, pero a la vez sus compromisos con el hemisferio, con los retos ante la democracia, tanto para los pueblos amigos como para todo el mundo.

El líder canadiense consideró como un placer poder hablar de todos estos tópicos con su anfitrión, y sobre todo trabajar, mano a mano, los temas económicos, ambientales, internacionales, democráticos, al nivel de las mujeres y los pueblos indígenas, “[lo que] todavía queda mucho por hacer, pero cuando lo hacemos entre amigos, el trabajo se hace bien y es lo que estamos viendo ahora y le doy muchísimas gracias por todo lo que vamos a continuar alcanzando juntos para nuestros ciudadanos, para el hemisferio y para el mundo”.