Tras cinco meses de no pagar el impuesto, consumidores de la gasolina Premium no tendrán al 100 % el subsidio que otorga el Gobierno Federal para contener el “gasolinazo”.

Así, por primera vez desde marzo pagarán parte de la cuota del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) por cada litro de Premium.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que de la semana del 6 al 12 de agosto el estímulo fiscal a la gasolina, que es la más cara del mercado, será del 92.23 % y no total como lo venía haciendo desde marzo para enfrentar el alza de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Esto significa que el monto del estímulo fiscal se reduce de 4.6375 pesos que aplicó hasta el viernes a 4.2771 pesos por litro, según la disposición para la siguiente semana.

Con ello, los automovilistas pagarán a partir de este sábado y hasta el próximo viernes 12 de agosto, 36 centavos más.

Para el resto de los combustibles se mantiene el estímulo fiscal total, con lo cual los consumidores seguirán gozando del subsidio completo al 100 % para los casos de la gasolina Magna y el diésel.