Inspectores de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) lograron el aseguramiento de especies en veda, luego de que reforzaron la vigilancia a raíz de las denuncias de pescadores que acusaron que la captura ilegal se encuentra imparable en el litoral yucateco.

La dependencia subrayó que el operativo permitió el aseguramiento de seis piezas de robalo y cinco de mero, así como 318.65 kilogramos de pulpo entero fresco.

Se informó que para ello se tuvo el apoyo de elementos de la Guardia Nacional, los cuales trazaron un operativo terrestre en la zona de Hunucmá, la cual se ubica en el tramo carretero Mérida-Celestún en Yucatán.

José Luis Carrillo Galaz, presidente de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras, aseguró que el furtivismo causó la disminución de la biomasa de especies en veda en el litoral yucateco.

En el caso de la langosta, reveló que en 2020 se registró una disminución del 30 por ciento en la captura del crustáceo como resultado de la pesca furtiva.

De acuerdo con información de la misma dependencia, los agentes federales, con los datos obtenidos de una denuncia anónima y con una orden de inspección, detuvieron e inspeccionaron un automóvil Peugeot blanco en el que viajaban dos varones.