Blanca Lilia Ibarra Cadena, comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), señaló que los organismos autónomos son el resultado de un largo proceso de consolidación democrática y maduración institucional que ha transformado la vida pública de México.

Esto durante el foro “Instituciones Autónomas de México”, donde Ibarra Cadena enfatizó que la autonomía del INAI surge de la exigencia social, que ha renovado las relaciones entre autoridades y ciudadanos, al impulsar una exigencia generalizada de contar con gobiernos más transparentes, abiertos al escrutinio, la evaluación y la rendición de cuentas.

Postura

“El INAI debe ser un aliado de la ciudadanía, pero también de los poderes públicos, de sus órganos, como de los demás organismos autónomos en la construcción de nuevos puentes y caminos que permitan aproximarlos a la ciudadanía. El funcionamiento de este instituto debe comprenderse, siempre, a partir de la óptica constructiva y no represiva”, apuntó.

Trabajo

Por su parte, la comisionada Norma Julieta del Río Venegas refirió que la ardua lucha que se dio en los últimos 20 años para lograr la apertura de la información en posesión de los gobiernos, permitió la construcción de leyes que hicieron del derecho a saber una herramienta de combate a la opacidad, además de consolidar la participación ciudadana como un equilibrio del poder y un pilar de la democracia moderna.

En tanto, Julio César Bonilla Gutiérrez, coordinador de los Organismos Garantes del Sistema Nacional de Transparencia (SNT) y comisionado presidente del INFO CDMX, refirió que los órganos constitucionales autónomos son los encargados de realizar y dar sustancia a diversos controles democráticos, así como dar equilibrio de toda democracia.