Frente a los diferentes impactos de la pandemia por covid-19 en la población, es necesaria una estrategia de atención a desastres con incidencia en el desarrollo social, advirtió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Ante esta emergencia sanitaria, la política social enfrenta el reto de implementar una estrategia de atención que considere tanto medidas de mitigación como de recuperación, reforzando la resiliencia de la población ante situaciones de riesgo, se advierte en el documento “De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la covid-19: la política social frente a desastres”, elaborado por el Consejo.

Con base en el marco de análisis de la política social a partir del enfoque de la Gestión Integral de Riesgos ante Desastres (GIRD), el Consejo identificó 20 afectaciones y 76 riesgos que se vinculan principalmente con los derechos a la salud, la educación y al trabajo, así como con la dimensión de bienestar económico.

El GIRD es una alternativa para la construcción de medidas oportunas en la atención gubernamental frente a crisis, que contempla el carácter repentino e impredecible de las perturbaciones naturales o biológicas que se traducen en desastres.