La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se descartó como aspirante presidencial para sustituir al presidente Andrés Manuel López Obrador en 2024.

Luego de que este martes el canciller Marcelo Ebrard se destapó en la “mañanera” de López Obrador para la sucesión presidencial, Sánchez Cordero mencionó que su último cargo será al frente de la Secretaría de Gobernación (Segob).

“En mi caso particular, tengo la fortuna de que el presidente me invitó a ser secretaria de Gobernación, y tenemos secretaria de Gobernación para rato, pero cuando termine mi periodo yo quisiera retirarme”, informó en entrevista con medios de comunicación en la Cámara de Diputados.

Sánchez Cordero recordó que su carrera política ha sido larga, por lo que su deseo es descansar cuando concluya su cargo actual.

“Esta semana cumplo mis 74 años, ya no veo carrera política para mí”, aseveró.