Obrador anuncia regreso a clases presenciales

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que es un acuerdo general entre la federación y la Secretaría de Educación Pública (SEP) el regreso a clases presenciales a finales de agosto y quedará como “opción” el no regresar a las aulas, porque no abrirán las escuelas por la fuerza.

En su conferencia de prensa en el Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo reiteró su llamado para que madres y padres de familia, maestras y maestros, se preparen para mejorar las escuelas porque algunas están abandonadas en la pandemia.

Insistió en la urgencia de retomar las clases presenciales, pues de seguir así (clases virtuales) el daño sería mayor, no sólo en lo académico sino también en lo emocional para los menores.

Fuerzas Armadas a cargo de aduanas

En otro tema, el presidente anunció que la recién creada Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM) estará a cargo de las Fuerzas Armadas, pues reconoció que hay problemas de contrabando de combustibles, introducción de armas y de drogas.

Aseguró que no se aceptarán recomendados y detalló que serán 180 días el proceso para la transición de la nueva agencia.

Hay que luchar hasta conseguir justicia

Cuestionado acerca de que no se han reconocido triunfos electorales a candidatos independientes en diversas partes del país, el titular del Ejecutivo Federal señaló que el TEPJF es quien debe de resolver sobre estos casos.

“¿Para qué están los magistrados del Tribunal? ¿Cuál es su función? Su trabajo y su función básica es que haya justicia y que haya democracia; si ese tribunal no garantiza que haya democracia, pues hay que seguir insistiendo y seguir luchando hasta que las instituciones cumplan cabalmente con la justicia”, dijo el presidente.

Le tengo mucha confianza a Marcelo

Por otra parte, el presidente López Obrador afirmó que le tiene mucha confianza al canciller “como le tengo confianza a todos”, pero aclaró que la aspiración de los integrantes del gabinete no debe de servir como pretexto para descuidar su trabajo.

Reiteró que se deben de acabar prácticas porfiristas como el “tapadismo”.

Violencia en Pantelhó no representa riesgo

Al ser cuestionado sobre el problema que se vive en Chiapas, Andrés Manuel López Obrador aseguró que esos hechos violentos que vivieron en días pasados en Pantelhó, no representan un riesgo a la estabilidad y a la gobernabilidad.

Afirmó que son conflictos nuevos en los que “gente” está optando por el camino de la violencia y rechazó que el supuesto grupo de autodefensa El Machete, que opera en Pantelhó, simpatice con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Seguridad es un desafío político

Así también, reconoció que el tema de la seguridad es un desafío político porque si no pacifica a México, por más que se haya hecho, “no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro gobierno”.

Señaló que es un desafió político porque sus adversarios hasta se frotan las manos, ya que ahora se lleva una estrategia distinta para combatir la violencia.