A pesar de los datos de crecimiento económico al segundo trimestre de 1.5 %, dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía hacia el cierre del año, se podría tener un efecto negativo en la recuperación si no se controla la tercera ola de contagios de covid-19, con lo cual “no se pueden echar las campanas al vuelo”, dijo BBVA México.

“Especialmente el seguimiento al número de hospitalizaciones que tiene que ver con la evolución del plan de vacunación que esperemos vuelva a tomar un ritmo muy importante para que sea el principal antídoto positivo para la reactivación económica.

“Sí pudiera haber algún efecto, sin duda, si no logramos controlar esta tercera ola como está ocurriendo en algunos otros países”, explicó el director general de la firma, Eduardo Osuna.

En la presentación de resultados al cierre del segundo trimestre de 2021, el directivo del mayor grupo financiero que opera en México resaltó que algunos segmentos de consumo han tenido buen ritmo de recuperación y que la contratación de crédito comienza a acelerarse; no obstante, la mayor preocupación hacia el cierre del año será la evolución de la pandemia.