El pleno de la Cámara de Diputados ordenó un receso en la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022. Se pospuso una vez terminado el debate en lo general, en el que la oposición emitió sendos reclamos en torno a que los recursos para el próximo año están sujetos a un “capricho presidencial”, mientras que los legisladores de Morena y aliados cerraron filas para defender el dictamen.

Las bancadas del PRI, PAN y PRD pasaron a la tribuna acompañados de una manta con la leyenda “Va por México. Unidos para defender a México”, en el que exigieron que se tome en cuenta su presupuesto alterno.

Jorge Romero, coordinador panista, detalló que ello permitirá crear un programa de empleos temporales, un programa de fomento al empleo, un seguro de desempleo y un programa de apoyo a las micro pequeñas y medianas empresas, que son las que generan el 80 % de los empleos en este país. 

“A ver, no estamos pidiendo que se les dé dinero a empresas transnacionales, a potentados; estamos pidiendo que se le dé dinero al changarrito de la esquina, a la tiendita de doña Lupita, de aquí de la esquina, al consultorio de una doctora que se ha partido la espalda por mantener su fuente de ingresos y, quizá, darle un par de empleos a dos personas más, por ellos estamos pidiendo que puedan escuchar”, solicitó, al tiempo que sus compañeros gritaban en coro “¡Va por México!, ¡Va por México!”.

Rubén Moreira sostuvo que el PEF 2022 está estrangulando a los municipios de este país, por lo que propuso asignar 10 mil millones de pesos más para seguridad pública en estados y municipios, así como el restablecimiento de programas de concurrencia a entidades federativas, comercialización y desarrollo de ganadería y pesca. 

En tanto, Luis Espinosa Cházaro, líder del PRD en San Lázaro, y quien pidió recursos para estancias infantiles y albergues, medicinas para niños con cáncer, así como un aumento del gasto federalizado.