La dirigencia nacional del PAN repudió y lamentó el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador a Daniel Ortega, quien después de encarcelar a candidatos opositores se reeligió como mandatario de Nicaragua.

“México se encuentra sumido en una crisis económica, política y social, así como de política exterior, pues el lunes, mientras el canciller hablaba de que la prioridad para el presidente es reducir la violencia y garantizar la seguridad de las personas, López Obrador demostraba todo lo contrario, y decidía que habría representación mexicana en la farsa de toma de asunción al poder de Daniel Ortega en Nicaragua, dejando muy claro que para él, la política exterior es un tema más que puede resolver en sus ‘mañaneras’, porque no le importa, no la conoce y no sabe”.

Con ello, sostuvo, México coadyuva a la legitimación de la dictadura en Nicaragua, tras un proceso electoral en el que se encarcelaron a más de 170 personas, “todos ellos presos políticos del régimen, de los cuales, 36 son los principales líderes de oposición. Elecciones caracterizadas por tener un 80 % de abstención”.

Aseveró la secretaria de Asuntos Internacionales del CEN del PAN, Mariana Gómez del Campo, quien además señaló: “Repudiamos estar nuevamente en la lista incorrecta, al lado de países como Belarús, Cuba, Nicaragua y Venezuela; todos violadores sistemáticos de los derechos humanos”.