En las próximas semanas se dará a conocer la relocalización de un proyecto manufacturero que de Asia llegará a Norteamérica y en el que están involucrados los gobiernos de México y Estados Unidos, así como la iniciativa privada de ambos países, dijo el secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O.

Ese proyecto no solamente beneficiará a México sino a toda Norteamérica, porque “es una planta que tiene mucha sinergia con la proveeduría mexicana y con la manufactura mexicana también de consumo interno y de consumo de exportación”.

Durante la Mesa redonda sobre las Mujeres en el Sector Energético en México que organizó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el funcionario expuso que esta relocalización de una planta manufacturera de Asia a Norteamérica permitirá reducir el déficit que tenemos con esa región.

“En México, en particular tiene un déficit muy fuerte con Asia de productos que se podrían fabricar en México y la prueba de eso lo vivimos durante la pandemia, y en la pandemia cuando no pudimos tener acceso a productos básicos, como electrodomésticos, partes automotrices y ya no hablemos de electrónicos”, añadió.

Expuso que por eso este proyecto de relocalización de manufactura plantea la sostenibilidad de tener déficits comerciales demasiado grandes con otros países o regiones.