A pesar de que el sector privado buscó una discusión seria y sustentada en el parlamento abierto, en el que se discute la iniciativa de reforma eléctrica, esta se radicalizó, además de que se usan números y explicaciones sin sustento, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín.

En un videomensaje, el líder de la máxima cúpula empresarial afirmó que el sector privado pretendió “presentar una imagen de seriedad con números sustentados y argumentos que piensen en el beneficio de los mexicanos y no de un grupo político o empresa pública que de alguna manera fue rebasada en el pasado”.

Agregó que a pesar de los esfuerzos por que todo lo que se discuta tenga seriedad, hay quienes no lo hacen y utilizan números sin sustento.

Cambio

“Hemos insistido en que para lo que se está buscando de mejora para el sector eléctrico mexicano, no requerimos de un cambio constitucional.

“Requerimos sentarnos a la mesa, contextualizar de lo que estamos hablando, porque las posiciones se han radicalizado de una manera tremenda, los números que se manejan no tienen sustento, existen explicaciones que tampoco lo tienen”, dijo el presidente del CCE.