En lo que va del año, las y los diputados de Morena han realizado en sus distritos un total de 168 asambleas informativas en 28 estados del país sobre la reforma eléctrica, informó el coordinador de esa bancada en San Lázaro, Ignacio Mier Velazco.

Ello, sostuvo, ha permitido que, como nunca, la sociedad esté informada, al considerar como una buena noticia que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, haya anunciado giras por todo el país para explicar las bondades de la iniciativa de reforma eléctrica.

“Esta decisión sin duda fortalecerá al movimiento que ha emprendido la sociedad y los legisladores en varios estados del país, para dar a conocer los objetivos principales de la reforma eléctrica que se debate en la Cámara de Diputados”, dijo el legislador.

Ignacio Mier señaló que con la reforma que plantea el presidente “queremos que haya mercado justo, que participe el capital privado en condiciones parejas, que la rectoría en esta reforma la tenga la CFE, que es de todos los mexicanos”.

Afirmó que “cuando hicieron la reforma energética del 2013 no nos preguntaron ni nos dijeron en qué consistía, solamente a través de la televisión nos decían que iba a bajar la luz, que íbamos a tener energías limpias y resulta que no fue así”.

Refirió que hoy, empresas extranjeras se están quedando con 500 mil millones de pesos al año, “empresas extranjeras que no responden a los intereses de una nación como México”.

“Nosotros pensamos que debe de haber un asunto de interés nacional, de interés público, es decir, no se puede dejar en manos de tres empresas particulares el destino de 120 millones de habitantes o de 46 millones de familias, que son los usuarios del servicio de energía eléctrica residencial, y tampoco a la industria le conviene”, expuso.

Puso de ejemplo el esquema “fraudulento, mentiroso y abusivo” por parte de la controladora de las tiendas Oxxo, que se asociaron a Eólica del Sur, una generadora de autoabasto propiedad de un fondo de inversión, ubicada en la Ventosa, Chiapas, a la que compran el 95 por ciento de su energía eléctrica pagando sólo el cuatro por ciento por transmisión, distribución y capacidad.