El Instituto Nacional Electoral (INE) gastará en el proceso de revocación de mandato mil 692.5 millones de pesos, luego de que el Consejo General del instituto avalara nuevas medidas de racionalidad y disciplina presupuestaria, de las que se obtendrá un monto total de ahorro de 416.6 millones de pesos.

En la sesión extraordinaria, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, indicó que los recursos obtenidos de dicho ahorro se destinarán para fondear la instalación de las casillas el próximo 10 de abril, cuando se lleve a cabo la consulta de revocación de mandato.

El proyecto aprobado contiene 18 políticas y lineamientos de racionalidad, austeridad y disciplina presupuestaria, lo cual permitirá administrar los recursos del INE con eficiencia, eficacia económica, transparencia y honradez, así como satisfacer los objetivos institucionales.

En su participación, el consejero electoral Ciro Murayama indicó que lo que está haciendo el INE no es gastar menos, sino cómo puede gastar todo lo posible para llevar a cabo la revocación de mandato.