Al manifestar su rechazo al decreto que adiciona diversas disposiciones de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, la bancada del PRI en la Cámara de Diputados lamentó que no se puedan construir soluciones legislativas conjuntas.

Desde la tribuna del Palacio de San Lázaro, Ildelfonso Guajardo Villarreal expuso que al modificar el artículo 22 de la Ley de Disciplina Financiera y establecer de manera estricta un tope del 0.15 % en los gastos por contratación de créditos y financiamientos, se abre una diferencia entre municipios grandes y pequeños cuando se imponen estos límites.

Al intervenir en este debate, la diputada Blanca Alcalá invitó a sus correligionarios abordar en las siguientes semanas este tema y tener un trabajo más cercano con las autoridades municipales de los distritos y de las entidades que representan.

Al respecto el legislador Francisco Yunes Zorrilla aseguró que el debate al artículo 22 de la Ley de Disciplina Financiera, que fija un porcentaje sobre el monto de la contratación de los gastos y costos del financiamiento, ya está establecido en el reglamento de esa ley.

“Si se pretende que con esta disposición se va a cerrar una puerta a la corrupción, lo único que está hoy, si se lo tuviera que conceder, sería en el hecho de que perdieron tres años para hacerlo”, agregó.