El Banco Mundial (BM) ajustó su pronóstico de crecimiento para México, país en el que consideró se requiere un piso más parejo para aprovechar el enorme potencial de energía verde.

Además advirtió que México, al igual que América Latina y todo el mundo, seguirá padeciendo la alta inflación sobre todo por el alza en precios energéticos y de alimentos, presiones que no desaparecerán a gran velocidad.

“Estamos pronosticando 2.1 % en 2022; y 2.1 % en 2023 y 2 % en 2024”, anunció el economista en jefe para América Latina y el Caribe del BM, William Maloney.

Durante la conferencia de prensa posterior a la presentación del informe semestral “Consolidando la recuperación: aprovechando las oportunidades del crecimiento verde”, dio a conocer la actualización de las expectativas para la región.

Para México la correspondiente al 2022 pasó de 3 % que tenía en enero del presente año a 2.1 %; para el siguiente, el nuevo pronóstico es 2.1 % desde el 2.20 % anterior y para el 2024 quedó en 2 %.

Maloney consideró como favorable las expectativas que tiene nuestro país para ser una economía verde.