El Senado de la República guardó un minuto de silencio y rindió un homenaje a Rosario Ibarra, activista social y promotora de la búsqueda de personas desaparecidas en el país, ex legisladora y candidata presidencial, quien falleció el pasado 17 de abril a los 95 años de edad.

Durante la sesión ordinaria, la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, expresó que doña Rosario Ibarra vivió lo que ninguna madre debería sufrir: la desaparición de su hijo a manos del Estado.

Expuso que se debe de reconocer la valía del Comité Eureka, conformado por Rosario Ibarra para denunciar y demandar al Estado por la desaparición forzada de personas que fueron consideradas peligrosas.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena, recordó su paso por el Senado y el haber acuñado frases como “¡vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, en su lucha sin tregua.

Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, recordó que conoció a Rosario Ibarra desde 1975 y con ella tuvo diversas anécdotas como coincidencias en la vida privada, social y política, por lo que resaltó su valía como diputada federal y como senadora de la República.