Durante el periodo de julio a septiembre del presente año se reportaron dos millones 40 mil desocupados en México, cifra ligeramente mayor a los 1.9 millones reportados en el segundo trimestre del año, revelan los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta forma la tasa de desocupación llegó a 3.4 % de la Población Económicamente Activa, cifra mayor al 3.2 % observado en el periodo inmediato anterior.

La población desocupada se refiere a quien no trabajó ni una hora durante la semana de referencia de la encuesta. No obstante, manifestó su disposición para trabajar e hizo alguna actividad para hacerlo.

En el tercer trimestre de 2022, los hombres desocupados sumaron 1.2 millones, en tanto que las mujeres fueron 851 mil. La tasa de desocupación masculina y femenina en el tercer trimestre de 2022 fue de 3.3 y 3.6 %, respectivamente.

Al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde el mercado de trabajo tiene mayor organización.

En las zonas más urbanizadas (con 100 mil y más habitantes), la tasa llegó a 4.1 %; en las que tienen de 15 mil a menos de 100 mil habitantes, 3.6 %; en las de dos mil 500 a menos de 15 mil, 3 % y en las rurales (de menos de dos mil 500 habitantes) fue de 1.9 %.

Durante el tercer trimestre de 2022, las entidades que tuvieron las tasas más altas de desocupación fueron: Ciudad de México y Tabasco (5.3 %), Estado de México (4.8), Coahuila (4.2), Nuevo León (4.1), Aguascalientes y Guanajuato (4.0), Querétaro, Sonora y Tlaxcala (3.8) y Tamaulipas (3.7 %).

Por el contrario, las tasas más bajas en este indicador se reportaron en Oaxaca (1.4 %), Guerrero (1.7), Michoacán (1.9), Yucatán (2.0) y Campeche e Hidalgo (2.3 %).