En lo que va del presente año el peso mexicano se ha fortalecido frente al dólar debido a varios factores, entre los que destaca la debilidad del billete verde en los mercados cambiarios internacionales.

Recientemente esta debilidad del dólar tiene que ver con el optimismo de que la inflación en Estados Unidos tienda a disminuir, con lo que se espera que la Reserva Federal (Fed) no sea tan agresiva en las alzas de las tasas de interés de este año, cuyo principal objetivo es precisamente contener el alza generalizada de los precios.

Tasa de referencia

Aun antes de que las autoridades monetarias en Estados Unidos iniciaran el alza de sus tasas de interés para frenar la inflación en su país, el Banco de México ya había comenzado a incrementar su tasa de referencia y lo ha seguido haciendo de forma paralela al vecino país del norte.

Actualmente la tasa objetivo del Banco de México es de 10.50 %, mientras que la de la Reserva Federal es de 4.38 %, lo que hace más atractiva la inversión en pesos aun descontando la inflación, y ha contribuido a la fortaleza de la divisa mexicana.

En la medida que la inflación en Estados Unidos tienda a disminuir más rápido que en México, es probable que la Reserva Federal disminuya el alza de sus tasas e incluso dejen de aumentar, con lo que el diferencial entre ambos países se mantiene o inclusive pueda aumentar en favor de nuestro país, en la medida que Banxico mantenga alta su tasa de referencia para contener la inflación.

Durante la sesión del jueves, el dólar estadounidense extendió sus pérdidas contra las divisas de economías emergentes. En este contexto, el peso mexicano se encuentra en su mejor nivel desde febrero de 2020.

Mientras continúe por debajo de 18.90 unidades por billete verde, la divisa mexicana seguirá presionando al dólar, advierten los especialistas.