La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) continuar la verificación y supervisión sobre las empresas de servicio de transporte Uber, Cabify y Easy Taxi, por supuestas violaciones a la normatividad.

En el dictamen de punto de acuerdo se reconoce la labor de Profeco en la defensa y protección de los derechos de los usuarios del servicio de transporte privado de pasajeros, ante las sanciones impuestas por falta de información en las plataformas para los usuarios de estos servicios.

Se argumenta que las medidas de supervisión y verificación en contra de las empresas prestadoras del servicio de transporte privado de pasajeros deben ser continuas.

Se añade que dichas empresas fueron sancionadas por prácticas comerciales coercitivas y desleales, al tratar de deslindarse de cualquier responsabilidad legal y difundir publicidad engañosa.

Senadores y diputados señalaron la urgencia de que se continúen con las supervisiones que se hacen a las empresas, ya que actualmente siete millones de personas utilizan estos servicios.

Asimismo, se hizo un llamado para que la Profeco vigile que se cumplan medidas de seguridad, toda vez que los choferes de este servicio de transporte han sido responsables de homicidios y feminicidios.