La Dirección de Seguridad de Naucalpan informó que durante la implementación de un filtro de inspección para inhibir la comisión de ilícitos, se desató una balacera entre los tripulantes de un vehículo particular contra oficiales, sin que en los hechos se reportaran bajas ni lesionados.

Estos sujetos lograron escapar del lugar e iniciaron una persecución, de modo que cuando los efectivos municipales lograron localizar el vehículo, este había sido abandonado.

Dicha unidad se puso a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

A través de las redes sociales se habría filtrado información errónea sobre presuntos decesos.