Media docena de grupos fieles a Donald Trump ha convocado para el miércoles en Washington una manifestación que el presidente saliente de Estados Unidos ha descrito como “salvaje” y que coincidirá con la reunión del Congreso para la cuenta formal y final de los votos del Colegio Electoral, que dan al demócrata Joe Biden la victoria en las elecciones de noviembre. 

Trump, quien ha batallado y perdido en tribunales sus denuncias por supuesto fraude en las elecciones del 3 de noviembre, añadió a su desprecio por el escrutinio las presiones para que la autoridad electoral de Georgia “encuentre” los votos que nieguen en ese estado el triunfo de Biden. 

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Trump ha insistido en que “es estadísticamente imposible” que haya perdido las elecciones del 3 de noviembre, y se ha referido a la concentración en Washington. 

“Gran protesta en DC el 6 de enero. Estén presentes, será salvaje”, escribió el fin de semana. 

Diferentes facciones que son fieles a Trump se presentan como organizadoras de la marcha en la capital y una de ellas, March for Trump, ha convocado a sus seguidores indicando que “le toca a la ciudadanía estadounidense” impedir el fraude electoral. 

“Junto con el presidente Trump haremos cualquier cosa que sea necesaria para garantizar la integridad de esta elección por el bien de la nación”, afirmó el grupo en su página web. 

Por su parte, Million Maga March, que se proclama como organizador oficial de la manifestación, ha invitado a sus simpatizantes a “tomar parte en el mayor acto político de Trump en la historia de Estados Unidos”, con un mensaje en Twitter acompañado de símbolos con la bandera del país, signos de admiración y una explosión. 

También han prometido su participación milicias como Three Percenters, Proud Boys y Oath Keepers que ya están movilizando caravanas con estancias en varias ciudades de todo el país en su marcha hacia Washington DC, donde tendrán prohibido portar armas de fuego, como han hecho en otras demostraciones.