Desde el penal de Santa Martha Acatitla, donde se encuentra encarcelada, Rosario Robles Berlanga exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador y a su partido, Morena, asumir su responsabilidad ante la contingencia por el Covid-19 y establecer medidas económicas para evitar una crisis social en el país.

A través de una carta publicada ayer por la tarde en su cuenta de Twitter, la exsecretaria de Desarrollo Social señaló que para “Morena y sus partidos satélites” en la Cámara de Diputados fue más importante el juicio político, que “solo tiene como objetivo el escarnio y la infamia”, que atender la crisis que atraviesa el país por el coronavirus.

Reprochó que pudo “más su venganza y su odio”, pese a que por la situación sanitaria mundial los lineamientos que establecieron los legisladores en el presupuesto de ingresos y egresos para 2020 “se hicieron ya añicos: el precio del petróleo, el tipo de cambio de dólar ha cambiado, la recaudación fiscal no será la esperada, entre otros aspectos, por lo que lo esencial hubiera sido hacerle frente a tal situación”.

Indicó que ahora es tiempo de exigir al gobierno y a su partido, “establecer un cuantioso fondo de contingencia para ello. Porque cientos de miles se quedarán sin empleo y, en este contexto, como siempre las mujeres serán las más afectadas”.

“Ellas son las que ante la escasez se quitan el pan de la boca para que sus hijos coman. Las mujeres tienen que ir a trabajar cuando ante la suspensión de clases, sus hijos están solos en casa corriendo riesgos. Quienes trabajan en la economía informal se están quedando sin ingresos”.

“La gente ya no recibe propinas, los negocios están cerrados y de eso viven, en el tianguis o en el puesto de quesadillas van a dejar de vender, lo que las afecta, porque la inmensa mayoría de ellas vive al día. Muchas son jefas de hogar”, escribió.

Acusó que “el silencio y la omisión del gobierno es más peligroso y letal. La gente necesita que se pospongan pagos de hipotecas, de servicios (agua, luz, teléfono, etc.), de rentas”.