Un joven de 32 años, identificado como Wilfrido, murió mientras estaba detenido en los separos de San Andrés Chicahuaxtla, municipio de Putla de Guerrero. Las autoridades locales confirmaron el deceso a los medios y afirmaron que se trató de un suicidio.

Rubén Vásquez Hernández, agente municipal de Chicahuaxtla, explicó en entrevista que el fallecimiento del Wilfrido, quien formaba parte de la sindicatura de esta localidad, ocurrió la tarde del pasado domingo, entre las 4:00 y las 7:30 de la tarde, en la cárcel de San Andrés Chicahuaxtla.

Según la versión de las autoridades, el joven acudió a la agencia municipal en estado de ebriedad, donde ofendió a los presentes y comenzó a “retar a la autoridad y agredir a los demás que estaban ahí”, por lo que fue detenido y apresado en los separos.

Wilfrido había acudido a la reunión que dos días antes había convocado el agente para planear la próxima fiesta patronal de Chicahuaxtla.