La ratificación del grado de inversión de Fitch Ratings nos da un año de oxígeno para lograr la recuperación, pero nos falta la palanca de la inversión privada, para lo cual se necesita certidumbre, afirmó el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo.

“Esto nos da un año de oxígeno para actuar y lograr la recuperación, y el Banco de México reconoció que hay claras evidencias de que la recuperación se está aproximando a sus mejores previsiones”, dijo.

Durante su mensaje de inauguración de la Convención Nacional XLVIII del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas destacó que pese a que Fitch era la calificadora que más negativa fue con nuestro país, ratificó la nota crediticia.

Lo anterior porque reconoció una gestión responsable de la deuda pública y del déficit fiscal, así como la evidencia de la recuperación económica.

Estableció que, si bien, hay variables macroeconómicas que se están comportando de una forma alentadora, nos hace falta la inversión privada que necesita certidumbre.

Indicó que se pueden cambiar las reglas del juego que sean necesarias, pero una vez establecidas deben permanecer y ser transparentes, dado que la inversión privada representa el 87% del total del país.

“La inversión privada es la esperanza para salir de la crisis, es vital para el crecimiento y el bienestar”, advirtió.