Asaltantes le han robado cerca de 200 mil pesos
Antes de escapar, los delincuentes lanzaron la unidad por una pendiente con los dos trabajadores dentro. Ramiro López / CP

En lo que va del año, un comerciante ha perdido cerca de 200 mil pesos en diferentes atracos a sus establecimientos y unidades repartidoras de refresco, que en cuatro ocasiones han perpetrado en su contra.

Denunció que los delincuentes ya han rebasado la seguridad en el municipio de Reforma, mientras que las denuncias hechas ante la Fiscalía de la región Norte, permanecen estancadas.

Clemente “N” dijo que con trabajo y esfuerzo ha luchado por tener una distribuidora de refrescos en la colonia UNE, de la ciudad de Reforma.

Comentó que a pesar de los diferentes cuerpos policiacos que hay en la ciudad, sigue sufriendo el ataque de la delincuencia, por lo que hizo un llamado a las autoridades para que tomen cartas en el asunto.

Explicó que el año pasado fue asaltado cuando repartía su producto a bordo de una camioneta. Dos sujetos lo amenazaron con armas de fuego y lo despojaron de 27 mil pesos. Por ello presentó su denuncia en la Fiscalía de Distrito Norte.

Posteriormente, al aparecer los mismos sujetos llegaron hasta la bodega ubicada en la colonia UNE, muy cerca de Seguridad Pública, donde asaltaron a su hijo, a quien amagaron con pistolas para llevarse la cantidad de 10 mil pesos.

En 17 de julio de este año mencionó haber acudido a depositar dinero a la sucursal Bancomer, pero al no poder hacerlo se dirigió a su domicilio, hasta donde fue perseguido por un par de motociclistas, quienes lo atracaron mientras bajaba de su camioneta.

Estos le arrebataron la maleta donde llevaba el dinero, logrando escapar con un botín de 50 mil pesos; igual que las anteriores ocasiones, también presentó la denuncia correspondiente que está en los archivos de la Fiscalía, sin darles curso.

Este sábado dijo que sus trabajadores, de nombre Ricardo Solorzano y Miguel Ángel, salieron como desde hace cuatro años a distribuir los productos que venden, sólo que al llegar a la calle Las Rosas, a la altura de la taquería El Tren, fueron interceptados por un automóvil de la marca Jetta, color blanco, que se les atravesó y de donde bajó un sujeto que se subió a la camioneta repartidora.

El hampón amenazó a los empleados con pistolas y ordenó al chofer que enfilara hacia el lugar conocido como El 43, llegando a las colonias irregulares, donde abrieron la caja de seguridad para llevarse la cantidad de 84 mil pesos.

Antes de escapar, los delincuentes lanzaron la camioneta de la marca Nissan tipo Estaquitas, por una pendiente con los dos trabajadores dentro, quienes afortunadamente resultaron ilesos.

Al dar aviso a su patrón, llegó con la Policía Municipal para hacer un operativo de búsqueda, sin dar con el paradero de los asaltantes.