En el lugar donde por décadas existió el restaurante El Lago, a un costado del lago Mayor, en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, se creará Lago/Algo que, por una parte, tendrá una oferta gastronómica, y por la otra, una amplia oferta cultural.

“Es un proyecto autónomo e independiente, pensado como una plataforma para acercarnos al pulmón de la ciudad, un lugar de encuentros con la naturaleza, con la historia de la arquitectura moderna, con las artes y la cultura, con la cocina sostenible hecha a partir de los ingredientes y sabores locales de nuestras aguas y nuestras tierras”, declaró.

Así define el proyecto el equipo de la galería OMR que abrirá este concepto el 9 de febrero próximo, en el marco de la Semana del Arte. Lago/Algo se propone como un concepto híbrido. Los organizadores explican que este es un lugar diseñado por Micaela Miguel. Se trata de un mercado de pesca sostenible que busca llevar la granja a la mesa para, con el tiempo, contribuir a rediseñar la cadena de alimentación y generar valor para todos sus actores. El espacio cultural Algo se propone como un lugar de acceso gratuito que por medio de la cultura y las artes busca generar reflexiones existenciales sobre la contemporaneidad y nuestro papel en el futuro de la Tierra.

OMR informó que esta propuesta surgió a partir de la crisis de la pandemia. De la necesidad de reimaginar la situación actual y repensar nuestra relación con el espacio público y el Bosque de Chapultepec, así como de replantear modelos de consumo y la relación con la naturaleza. No mencionan si coincide con el proyecto prioritario presidencial de Chapultepec Naturaleza y Cultura.

Para el edificio hubo una recuperación arquitectónica. Este inmueble, concebido desde su inicio y concesionado en una alianza pública-privada, data de mediados de los años 60. Fue diseñado por el arquitecto Alfonso Ramírez Ponce, siguiendo la tendencia de innovación modernista de arquitectos como Mies van de Rohe y Félix Candela. Fue restaurado en colaboración con el estudio de arquitectura Naso.

La primera exposición de Algo, en colaboración con José García, se titula “Form follows energy”, y presenta más de 45 piezas, algunas de estas monumentales, de 27 artistas. Esta muestra cuenta con senderos para que los visitantes experimenten el espacio arquitectónico recién restaurado como una obra, la cual presenta una serie de momentos simbólicos que exploran temas como la memoria y el tiempo, los conflictos de nuestra sociedad contemporánea, la fragilidad del ecosistema, el trauma como portal de curación y la crisis como oportunidad de cambio.