“¿Le han dado resultado las píldoras para el sueño que le receté?” -le preguntó el médico a su paciente. “No, doctor -replicó el hombre-. Lo único que hacen es dormirme una parte de mi cuerpo. Y para colmo la que menos quiero que se duerma”.... Se necesitaba dinero para restaurar el templo, y el buen padre Arsilio convocó a sus feligreses a una junta. Asistieron los señores más notables de la comunidad acompañados por sus esposas. Ante la consternación general acudió también la dueña de la casa de mala nota del pueblo. Cuando el señor cura informó que requería 500 mil pesos para empezar las obras la tal madama se puso inmediatamente en pie y manifestó: “Yo ofrezco esa cantidad completa”. Un murmullo al mismo tiempo de sorpresa y de reprobación se oyó entre los matrimonios. “Hija mía -le dijo con cierta pena don Arsilio-. Tomando en cuenta el origen de ese dinero que tan generosamente ofreces no sé si deba yo aceptarlo”. “Acéptelo, padre -le dijo con desenfado la madama-. Y en caso de que quiera usted añadir algo de su bolsillo hágalo, porque de todos los hombres que están aquí usted es el único que no ha contribuido para integrar la suma”... La 4T está a partir un piñón con la dictadura cubana, la cual condecoró al grupo de mexicanos enviados por AMLO a combatir incendios petroleros. Batista encabezó una dictadura odiosa en Cuba, cuyo extremo provocó la revolución de Fidel Castro. Pero el barbudo comandante no dio a los cubanos la libertad y democracia que anhelaban. Creó una nueva dictadura más opresiva aún que la que derrocó. Duró 49 años en el poder, y nunca permitió que en Cuba hubiera elecciones democráticas. Su hermano Raúl heredó el cargo, mismo que entregó años después a Miguel Díaz-Canel. Cientos de miles de cubanos han ido al exilio, y las cárceles se han llenado con presos políticos. Numerosos cubanos salieron recientemente a las calles en una inusitada manifestación para protestar contra el gobierno por la falta de alimentos y por los apagones cada vez más frecuentes. La reacción de Díaz-Canel fue rápida y brutal, pues ordenó que se hicieran arrestos que tienen en prisión a muchos disidentes. Cantar una canción está prohibido en la Isla, porque en vez de decir “Patria o muerte” su letra dice “Patria y vida”. Pobre Cuba. Salió de una dictadura mala, aquella de Batista, para entrar a una dictadura peor, la que actualmente sufren los cubanos y que no da trazas de acabar. “¡Ando de suerte! -les contó don Astasio a sus amigos-. Regresé anoche de un viaje, y apenas llegué me encontré un reloj de hombre”. “¿En el aeropuerto?” -le preguntó uno. “¡Mejor todavía! -precisó alegremente don Astasio-. ¡En el buró de mi mujer!”. Cierto destacado científico sostuvo la tesis de que la ciencia es factor indispensable para el desarrollo del comercio. Un comerciante ahí presente le dijo: “Yo vendo ropa íntima para dama, don Niutonio, y no veo en qué me ayuda la ciencia”. “¡Claro que lo ayuda! -confirmó enfáticamente el científico-. Dígame: ¿vendería usted brassiéres si no fuera por la ley de la gravedad?”... En un vuelo en jet a cierto señor le tocó tener como compañero de asiento a un sultán de Oriente. Entabló conversación con él, y le preguntó: “Si no es indiscreción, ¿cuántas esposas tiene usted?”. Respondió el dignatario: “50”. Arriesgó el pasajero. “Eso ha de ser muy agradable”. “Ni tanto -replicó el sultán-. Imagine usted 50 pantimedias secándose en el baño”. La comadre se enteró de que su compadre iba a salir de cacería. “Compadrito -le pidió-. Si caza usted un venado ¿me separa una pierna?”. Preguntó el tal compadre con expresión aviesa: “¿Y si cazo dos?”. FIN.

Mirador

Por Armando FUENTES AGUIRRE.

Cuando todavía no existía el tiempo, antes de todos los tiempos, los hombres vivían en la oscuridad de la barbarie.

Sucedía eso porque vivían en la barbarie de la oscuridad. Quiero decir que no tenían el fuego.

El fuego pertenecía a los dioses. En el Olimpo lo tenían, y muy celosamente lo guardaban. Como los hombres carecían de fuego vivían en las tinieblas y en el frío.

Un día, sin embargo, Prometeo el hombre se rebeló contra los dioses y desafió al destino. Subió al Olimpo, robó el fuego y en triunfo lo llevó a la tierra.

Esa noche le dijo su amiguita:

-Así con la luz prendida no.

¡Hasta mañana!...

Manganitas

Por AFA.

“... Declaran funcionarios sus bienes...”.

Para ser también formales

y no hacer como los otros,

mañana iremos nosotros

a declarar nuestros males.